v

Lovecraft. La alargada sombra del tentáculo.

5 de 5 basado en 1 puntuación de los clientes
(1 valoración de cliente)

23,00

Varios autores- Coordinado por Ramón Monedero y Antonio Rentero.

ISBN: 978-8469742594

“Lovecraft. La alargada sombra del tentáculo- una exhaustiva revision de la influencia Lovecraftiana sobre todos los medios audioviasuales del siglo veinte y el veintiuno. Puesta al dia, amena, analitica y muy completa. Para gozar y atesorar.”

Guillermo del Toro.

H.P. Lovecraft es uno de los más grandes escritores de horror y ciencia ficción del siglo pasado. Es una lectura esencial.
John Carpenter.

 

Descripción del producto

Sin hacer mucho ruido pero hundiendo su pluma hasta lo más hondo, la obra de Howard Phillips Lovecraft ha resultado decisiva para la historia del cine de terror. Sus aberraciones y su compleja y extensa mitología puso las cosas en bandeja para que los cineastas de Hollywood, y de fuera de Estados Unidos, emplearan su letra o su espíritu (rara vez ambas cosas) para desarrollar fantasías paralelas o incluso continuistas. Directores como John Carpenter o Guillermo del Toro han tratado de formas muy distintas pero con similar empeño, sacar adelante largometrajes que hicieran verdadera justicia a un escritor al que el cine no ha tratado demasiado bien salvo contadas excepciones.

Lovecraft. La alargada sombra del tentáculo pretende acercarse a la complicada relación que el escritor norteamericano ha mantenido con el cine desde que ganó un concurso literario con una crítica de cine hasta que Del Toro tuvo que tirar la toalla cuando vio como su acariciado adaptación de En las montañas de la locura se quedaba en dique seco. Para esto, nos hemos acercado a Lovecraft desde sus orígenes, de su vida hasta su obra pasando por sus mitos. Abordamos también cómo y qué tipo de relación mantuvo con el cinematógrafo y repasamos algunas de sus adaptaciones/inspiraciones más populares como la mismísima saga Alien.

Sin embargo, H. P. Lovecraft es mucho más que esto y en este libro nos hemos propuesto forzar la máquina y comprobar hasta dónde ha podido llegar la influencia –o los tentáculos- de Lovecraft. Desde el cómic a la arqueología pasando por los videojuegos o la arquitectura al menos hay una idea que parece clara, que la influencia de H. P. Lovecraft no empieza y termina en Providence.

Información adicional

Autor

Varios Autores.

Año de publicación

2017

Número de páginas

308

Acabado

Tapa blanda con solapas, fotos en blanco y negro.

ISBN

978-84697.
42594

Sobre el autor

Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) nació y murió en Providence. Probablemente si el escritor norteamericano no hubiera nacido allí pocos habríamos oído hablar de la capital de Rhode Island. Lovecraft siempre fue un tipo raro y taciturno apegado a su madre y con una aversión natural al sexo. No obstante, se casó con una joven e impetuosa empresaria de origen judío, Sonia Green, con la que se fue a vivir a Nueva York. Sin embargo Lovecraft nunca estuvo hecho para vivir en pareja, en todo caso, para vivir con su madre.
Aquel matrimonió no fructífero y de la Gran Manzana Lovecraft regresó a su adorada Providence. Fue en esta localidad costera donde Lovecraft imaginó la mayoría de sus pesadillas. Criaturas indescriptibles y delirios del averno procedentes, en la mayoría de los casos, de un pasado demasiado remoto como para recordar lo que ocurrió en la Tierra hace eones de tiempo.
Lovecraft se sentía mucho más cómodo entre sus abominables fantasías y entre aquellos que lo seguían y lo estimulaban creativa e intelectualmente. Alrededor del escritor americano surgió el conocido “Círculo Lovecraft” y sus relatos y ficciones han logrado llegar hasta nuestros tiempos intactos.
Como de costumbre Lovecraft murió casi en el anonimato. Nadie se percató de que ahí había un genio de la literatura del terror mientras la vida se le iba de las manos por culpa de su desnutrición cada vez más acuciante. Al final de sus días se convirtió en un hombre excepcionalmente neurótico cargado de prejuicios y fobias de muy diversa índole. Algunos dicen que era incapaz de soportar temperaturas inferiores a los 20 grados y un cáncer intestinal hizo el resto.
El 15 de marzo de 1937, H. P. Lovecraft fallecía en el hospital Jane Brown Memorial de Providence. Fue enterrado en el panteón de su abuelo en el cementerio de Swan Point. Hoy, en su lápida se puede leer una frase extraída de su abultada correspondencia: “Yo soy Providence”.

1 valoración para Lovecraft. La alargada sombra del tentáculo.

  1. 5 sobre 5

    :

    Thanks for the sensible critique. Me &amp my neighbor were just preparing to do a little research about this. We got a grab a book from our area library but I think I learned more clear from this post. I am very glad to see such wonderful info being shared freely out there. bcfdcbaecdea

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *